by Samaria Márquez Jaramillo

Número 35, 30 de septiembre de 2021 Armenia, Quindio, Colombia

Editada por la  Fundación Gestores de Cultura


Circulación quincenal

ISSN 2744-9696

EL PRINCIPIO DE LO ETERNO

Cuando creemos habitar en la contradicción que significa creer que hay un principio de lo eterno, nos parece que vivimos en un insignificante planeta de una triste estrella perdida en una galaxia, metida en una esquina olvidada de un universo en el que hay muchas más galaxias que personas.
Y ocurre que, simultáneamente, no lo sabemos aún, tenemos la eternidad al alcance de la muerte…

No es la conciencia, ni mucho menos la memoria. Somos más que eso; pero eso que seremos más allá de la identidad, nos resulta irrelevante.
Todo en nosotros viene de un tiempo remoto. Antes de todo tiempo incluso.
Más allá de la identidad actual, fuimos antes un cuerpo oscuro formado con la materia de la que están hechas las novas distantes y el tiempo mismo.
Así, mientras aguardamos transcurrir por el más allá, nos queda la vida y, a unos pocos, también el arte, que resiste la muerte y prefigura el infinito.
Carl Sagan